El Zurriburri

"La revista digital del Manrique cultural"

Zurriburri Nº 0009. Estrellas de mar.

(jueves 19 de diciembre de 2019)

Había una vez un escritor que vivía a orillas del mar, en una enorme playa virgen, donde tenía una casita y pasaba temporadas escribiendo y buscando inspiración para su libro. Era un hombre inteligente y culto y con sensibilidad acerca de las cosas importantes de la vida.

Una mañana mientras paseaba a orillas del océano vio a lo lejos una figura que se movía de manera extraña como si estuviera bailando. Al acercarse vio que era un muchacho que se dedicaba a coger estrellas de mar de la orilla y lanzarlas otra vez al mar.

 estrella de mar01

El hombre le preguntó al joven que estaba haciendo. Éste le contestó:

- Recojo las estrellas de mar que han quedado varadas y las devuelvo al mar; la marea ha bajado demasiado y muchas morirán.

El escritor le dijo entonces:

- Pero esto que haces no tiene sentido, primero es su destino, morirán y serán alimento para otros animales y además hay miles de estrellas en esta playa, nunca tendrás tiempo de salvarlas a todas.

El joven miró fijamente al escritor, cogió una estrella de mar de la arena, la lanzó con fuerza por encima de las olas y exclamó:

- Para ésta… sí tiene sentido. Ésta, hoy, no se muere. Ni ésta, ni esta otra.... Ni ésta tampoco.

El escritor se marchó un tanto desconcertado, no podía explicarse una conducta así. Esa tarde no tuvo inspiración para escribir y en esa noche no durmió bien, soñaba con el joven y las estrellas de mar por encima de las olas.

A la mañana siguiente corrió a la playa, buscó al joven y le ayudó a salvar estrellas.

El relato anterior es una adaptación de un cuento popular sufí.

¿Debemos decidir no comprometernos, ni ayudar a los demás dado que, como no se puede hacer todo, es mejor no hacer nada? 

En Matemáticas sabemos que no toda función es inversible, esto es, tiene función inversa (función que nos permite recuperar el original a partir de la imagen), sin embargo, el Teorema de la Función Inversa sí nos garantiza que -bajo ciertas condiciones no muy restrictivas- una función localmente (esto es, en las proximidades de un punto) tiene función inversa. Resumiendo, es difícil tener función inversa global, pero es bastante fácil tener función inversa local. Siempre me viene a la cabeza este teorema (y el de la Función Implícita) cuando, impregnados de los grandes problemas que nos acucian (el hambre, los refugiados, la inmigración, las políticas de nuestros políticos, el cambio climático, los intereses por encima de las personas, la dificultad de cambiar algo que está mal por el hecho de que siempre se hizo mal, etc, etc) quiero defender la postura de que las pequeñas acciones sirven: no es posible hacer el bien global, pero puede ser relativamente fácil hacer el bien local. Y quién sabe si, entorno a entorno, podemos disponer de un recubrimiento....que aunque no solucione todo el problema, sí suponga una aportación local positiva. 

Matemáticas aparte, el cuento me ha recordado también la pregunta que se hace Eduardo Galeano sobre para qué sirve la Utopía:

                                                   La utopía está en el horizonte.

                                                   Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos

                                                    y el horizonte se corre diez pasos más allá.

                                                   ¿Entonces para qué sirve la utopía?

                                                   Para eso, sirve para caminar.

Autor: Francisco J. Castillo Sánchez-Beato. Profesor de Física y Matemáticas, y Director del IES Jorge Manrique.

Si quieres dejar un comentario, sugerencia o aportación relacionada con este artículo, te invitamos a que lo hagas a continuación.

Comentarios   

0 #1 Jesus 03-01-2020 09:52
Muy interesante tu artículo y como relacionas el cuento popular con la matemáticas. Gracias!
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

El Zurriburri es la revista digital del I.E.S. Jorge Manrique

fachada

institutobilingue

 

FSE horizontal dcha

Newsletter

Si no quieres perderte ninguna publicación, suscríbete a nuestra revista:

Buscar

Esta revista digital está patrocinada por:

Colabora en la revista

Si quieres participar en El Zurriburri envía un artículo que consideres de interés a la dirección de correo electrónico:

direccion@iesjorgemanrique.org

 

 

Sitios amigos de El Zurriburri

Aprende con el CSIC 02

Si te apasiona la lectura no puedes perderte el siguiente blog:

Un libro al día

Nº de Visitas a El Zurriburri

157926
1845
Nº de suscripciones a El Zurriburri
fachada

   El Zurriburri es la revista digital del I.E.S. Jorge Manrique

Centro con Sección Bilingüe en Inglés y Plurilingüe en Alemán y Francés.

C/ Mar Adriático, 2
Tres Cantos - 28760
Telf.: 91 804 09 64   

institutobilingue FSE horizontal dcha