El Zurriburri

"La revista digital del Manrique cultural"

Zurriburri Nº 0068. La importancia de la Ortografía.

 (martes 13 de abril de 2021) 

Desde aquí quiero compartir con los lectores de nuestra revista digital lo importante que es la Ortografía. Más allá de sus dificultades de aprendizaje, de sus reglas y excepciones, la cohesión de la lengua siempre ha encontrado en ella una fiel aliada.

Z0068 Imagen01

Imagen 1.

La RAE afirma en el prólogo de la Ortografía de la Lengua española (2010):

«La función esencial de la ortografía es garantizar y facilitar la comunicación escrita entre los usuarios de una lengua».

Estas palabras cobran mayor importancia cuando nos acercamos a las cifras que recoge el Anuario 2020, El español en el mundopresentado el 15 de octubre por el Instituto Cervantes: "En el mundo 585 millones de personas hablan español, cinco millones más que el año pasado”. De ellos, casi 489 millones –seis más que en 2019- son hispanohablantes nativos.  El español consolida su posición como segunda lengua materna por número de hablantes tras el chino mandarín, y la tercera lengua en cómputo global de usuarios después del inglés. En resumen, hoy día habla español un 7,5% de los habitantes del planeta.

El Anuario del Instituto Cervantes, asimismo, recoge el crecimiento del español en la última década: un 30% más de personas que lo hablan, y un 60% más de extranjeros que lo estudia en todo el mundo. Por primera vez, se supera la cota de 22 millones de estudiantes de español en unos 110 países –una cifra que no tiene en cuenta, por ejemplo, la enseñanza del español en centros privados, por lo que podría ser aún mayor. Estados Unidos, con más de 8 millones de estudiantes de español, se sitúa a la cabeza de los países no hispanohablantes donde más personas lo estudian; les sigue Brasil, con 6,1 millones, y Francia, con 2,7 millones de estudiantes. En el conjunto de la Unión Europea (sumando al Reino Unido) lo estudian más de 5,2 millones de alumnos.

Z0068 Imagen02

Imagen 2. El español en cifras.

El español es, pues, una lengua hablada por una ingente comunidad que abarca varios cientos de millones de personas. No es de extrañar, por tanto, que su pronunciación presente un sinfín de variantes. Por ejemplo, unos somos seseantes; otros, ceceantes, en unas zonas se ha impuesto el yeísmo y en otro todavía pollo se opone a poyo…podríamos hacer una lista infinita.

Toda esta variación no rompe la unidad del español gracias a la Ortografía y al papel normativo que esta desempeña. La norma escrita es la misma para todos los hispanohablantes y en ello es fundamental el respeto de las normas ortográficas.

La Real Academia de la Lengua Española junto con otras veintiuna academias correspondientes a aquellos países donde se habla español, trabajan conjuntamente para que la unidad se mantenga.

La Ortografía desempeña, por tanto, una función unificadora frente a las variantes locales. Y esto no es una particularidad nuestra. Es así en cualquiera de las modernas lenguas de cultura. Es más, esta función cobra más relieve aún en casos como el del inglés, donde la variación de unos territorios a otros puede llegar a ser drástica; o en el chino, con variedades lingüísticas o dialectos que no siempre son mutuamente comprensibles de palabra, pero sí por escrito. Esto fue así, incluso, en el latín arromanzado de la época medieval, que era latín por fuera y lengua vulgar por dentro: sobre el papel, para las personas cultas (o sea, quienes sabían leer y escribir), era latín; pero al leerlo en voz alta se transformaba por arte de birlibirloque en la lengua que hablaban todos corrientemente y que se iría convirtiendo poco a poco en castellano, normando o toscano.

La Ortografía en una lengua no es tan arbitraria como parece y responde no sólo a la representación fonética de las lenguas, sino que, sobre todo, supone un elemento de cohesión que fija una norma escrita única en las lenguas que son comunes a países diferentes.

El 6 de noviembre en 2010 La Real Academia Española comunicó que habría cambios en la ortografía. Esos cambios fueron ratificados el 28 de noviembre de ese mismo año en una reunión de académicos en el marco de la Feria internacional del Libro en Guadalajara (Méjico). Una vez aprobados los cambios, el 17 de diciembre de 2010, en una sesión conjunta del pleno de la Real Academia Española (RAE) y de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), se presentó la nueva edición de la Ortografía de la lengua española, que sustituyó a la ortografía de 1999 anteriormente vigente.

La asimilación de los cambios es lenta, y, a veces, está cargada de dudas. Las nuevas normas han de incorporarse. He aquí una muestra:

Z0068 Imagen03

Imagen 3. Esquema de los cambios de la nueva ortografía.

¿Y qué decir de la ortografía en el ámbito escolar, esa que nos toca de lleno a docentes y a alumnos?

Académicos de renombre, como Ignacio Bosque o Inés Fernández-Ordóñez, señalan la falta de exigencia por parte de los profesores a la hora de penalizar las faltas de ortografía, acentuación o puntuación. También son muchos los que culpan a las nuevas tecnologías como responsables directos del aumento de los errores ortográficos y gramaticales que se cometen entre la población más joven. Escribir en WhatsApp, Twitter, o Facebook, parece no exigir una corrección idiomática.

Como profesora de Lengua y Literatura, creo que los docentes sí exigimos el uso de una buena ortografía. Desde los diferentes Departamentos (Historia, Matemáticas…) de nuestro Instituto, se establecen unas normas que velen por el buen uso de la ortografía.

La sociedad debería tomar conciencia de lo importante que es cuidar, el buen uso de la ortografía. (Medios de comunicación, programas televisivos…). No podemos confiar plenamente en el corrector de los ordenadores.

Si no cuidamos nuestra lengua, tampoco cuidaremos nuestro pensamiento, y, como consecuencia, aquello que queremos transmitir. Decía Gerardo Diego que las palabras son “seres con alma y espíritu”.

                                               ME ESCRIBIÓ:

                                   “ALLÚDAME POR FABOR”

                                     Y LE REGALÉ UN LIBRO.

Autora: Maite Luquín Moreno. Jefa del Departamento de Lengua castellana y literatura del I.E.S. Jorge Manrique.

Si quieres dejar un comentario, sugerencia o aportación relacionada con este artículo, te invitamos a que lo hagas a continuación. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

El Zurriburri es la revista digital del I.E.S. Jorge Manrique

fachada

institutobilingue

 

FSE horizontal dcha

Newsletter

Si no quieres perderte ninguna publicación, suscríbete a nuestra revista:

Buscar

Esta revista digital está patrocinada por:

Colabora en la revista

Si quieres participar en El Zurriburri envía un artículo que consideres de interés a la dirección de correo electrónico:

direccion@iesjorgemanrique.org

 

 

Sitios amigos de El Zurriburri

Aprende con el CSIC 02

Si te apasiona la lectura no puedes perderte el siguiente blog:

Un libro al día

Nº de Visitas a El Zurriburri

157911
1845
Nº de suscripciones a El Zurriburri
fachada

   El Zurriburri es la revista digital del I.E.S. Jorge Manrique

Centro con Sección Bilingüe en Inglés y Plurilingüe en Alemán y Francés.

C/ Mar Adriático, 2
Tres Cantos - 28760
Telf.: 91 804 09 64   

institutobilingue FSE horizontal dcha